Sandro Larenas, la voz en castellano detrás del gato Garfield se presenta con éxito en la Feria del Libro de La Serena

El actor dictó una charla sobre doblaje y habló sobre sus inicios y dio detalles de su extensa carrara

 

Muchos de nosotros crecimos viendo y escuchando por televisión esa voz ronca y remolona de un gato anaranjado que,perezoso y goloso, lleva las riendas del hogar. Sandro Larenas, actor de la Universidad de Chile, es el hombre detrás del doblaje de inglés a español de la serie. El artista dictó una charla sobre su profesión al numeroso público que llegó al evento cultural y literario más relevante de la región.

 

En el certamen, financiado por el Fondo del Libro Convocatoria 2021 del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio y producido por la Municipalidad de La Serena, Larenas dio una interesante charla sobre este curioso oficio.

 

En entrevista exclusiva, el conocido como elGarfield chileno nos cuenta más acerca de su vida y trayectoria

 

“Soy actor de teatro de profesión y por razones de subsistencia llegué a hacer doblaje hace 39 años, y en este momento estoy en la Feria del Libro de La Serena en el stand 1 Artes y Libros en Acción participando con el público en una clínica de doblaje y soy conocido por hacer la voz en castellano del gato Garfield”, nos cuenta Larenas.

 

¿Cómo surge esta vocación?

 

“Yo estudié teatro en la Universidad de Chile entre el año 75 y 81, recién se había enfriado la Tierra y mi preparación como autor incluye un fuerte trabajo con la voz y al parecer tengo buen material, pero mi voz estaba entrenada para el teatro, cine, y otras cosas, pero no para doblaje, y llegué a la empresa de doblaje DINT por una necesidad, de comer, ya sabes lo que dicen, que los que estudian teatro se mueren de hambre, bueno, en mí no sepuede aplicar eso porque solo quiero adelgazar. Llegué por hambre. Para parar la olla. Se Había enunciado la llegada de mi hija y tuve que reaccionar de manera proactiva. Esto fue en 1980, y empecé a conocer lo que es el doblaje desde el conocimiento empírico del acierto y error. En ese momento no había cursos de doblaje, y ni hablar de ir a hacer uno a México porque era carísimo, no había fondos concursables, nada. Entonces descubrí esta actividad, que es una derivación de la actuación porque involucra a la actuación porque no es solo poner la voz, de hecho, la voz no sepone, sale, es un resultado de un proceso sicológico y emocional. Fui desarrollando la habilidad, no fue a la primera vez, tenía un buen material de voz. De hecho, el director me decía por qué gritaba, que proyectaba mucho la voz. En teatro es muy diferente a hacerlo en micrófono”.

 

¿Alguna vez pensó en ser cantante por la voz privilegiada que tiene?

 

“No. Me falta un poco la paila y soy afinado, mi problema es la métrica en la música, pero con ensayo lo supero, pero de ahí a ser cantante hay un tramo que respeto mucho”

 

¿Aparte de Garfield, le ha tocado doblar a otro personaje conocido?

 

“A actores conocidos, Morgan Freeman, Anthony Hopkins, Gérard Depardieu, Kris Kristofferson, y varios más”.

 

Eso es muy importante porque uno asocia a los actores con la voz con que es traducida la película

 

“Actualmente hay tantas empresas de doblaje que no siempre el que hace uno se exhibe en la televisión. Hay una película que yo leo a Morgan Freeman que no sale en televisión, sino que en los aviones. Ese es el cliente que pagó por el doblaje. Pero muchas cosas se han dado en televisión y cine. Por ejemplo, hay teleseries turcas, estoy haciendo personajes secundarios en el doctor Milagro, y antiguamente doblé a actores brasileños como Tony Ramos,José Mayer, en Doña Bellahacía a Antonio Zampallo, el enamorado de la Bella, también podría hacer galanes, pero por mi timbre mis personajes son de 50 años hacia arriba”.

 

¿Cómo surge su trabajo como doblador de Garfield?

 

“Participé en un casting que viajó en una cinta 3/4 magnética, seguramente ese sistema ahora está en museos audiovisuales, viajó a Nueva York y Jim Davis, que es el creador de la tira cómica, de las tres voces escogió la mía, y así partí sin dimensionar el impacto que tendría. A todos los trabajos que hago le pongo el mayor profesionalismo y amor. Pero sin duda fue uno de los trabajos más dedicados. Al cabo de un año se empezó a exhibir la serie. Estaba Garfield, el Profesor Rosa y Sábados Gigantes. El día sábado el Canal 13 mataba. Hacía zumbar a todos los otros canales. Y se empezó a hacer conocida la serie de animación. A la gente le gustó, y al final decía doblado al castellano en Leonardo Céspedes Producciones, Santiago de Chile, y así los periodistas comenzaron a interesarse, me hicieron entrevistas en televisión y me hice conocido por ser la voz de Garfield. El mecanismo con que llegué fue producto de mi formación como actor. Porque hay que analizar al personaje, ver qué hace, lo que más le gusta, y llegue a la conclusión que era dormir, y dentro de todos los sonidos que tiene dormir aparece el bostezo, y lo usé”.

 

¿Cuántos años lleva doblando la voz de Garfield?

 

“Desde 1994. Hay dos versiones, una unidimensional, que es el clásico animé de Garfield, y otra digital en exhibición en canales de niños. En los dos formatos hago la voz del personaje. En la unidimensional está hecha toda por actrices y actores chilenos y en la digital el único chileno soy yo, todo el resto son mexicanos”

 

¿Qué consejos le daría a quienes se quieren dedicar al doblaje?

 

“La actividad del doblaje es muy entretenida, lúdica, es divertida, se pasa muy bien. Al principio empezar a hacer doblaje es una muy estresante porque es desconocido, pero la práctica hace al maestro. En la medida que se haga encontrarán la dinámica propia para desarrollar la actividad. Como consejo para los jóvenes, de partida, lean, lo que sea, no les pido que lean a Platón o Unamuno, lean el diario, un papel que se encuentran en la calle. Lean. Y ojalá en voz alta, y si se pueden grabar mejor todavía. El proceso de aceptación de la voz grabada es un shock. Al escuchar por primera vez tu voz te preguntas ¿esa es mi voz?, eso es un proceso de aceptación ya que uno se encuentra lejano. Además, la voz que estoy emitiendo ahora y tus oídos escuchan, es distinta a la que queda grabada, por el efecto electrónico. Entonces, esa aceptación es un proceso largo y dependerá de cuánto te quieres y aceptas. Hay que pasarlo lo más rápido posible para después disfrutar de tu voz. No existe una mala voz o linda voz, existen educadas y no educadas. Antes de despedirme quiero agradecerles por esta oportunidad y recepción y decirles que es impresionante la calidad de producción de la feria. He estado en otras ferias, pero es impresionante como se preocupan hasta de los más mínimos detalles. He participado en ferias de fanáticos de animé en México y Bolivia y también son de alta producción, y esta no tiene nada que envidarles. Los felicito y estoy muy contento de estar acá”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *