Periodo entre enero de 2016 a junio de 2021 Informe final de auditoría confirma irregularidades en gestión de administraciones anteriores del municipio de Vallenar

Entre los hallazgos presentados se puede mencionar cuotas pagadas no sustentadas en contrato de parquímetros, proyectos de obras que no cumplieron con las bases administrativas de licitación o una serie de tratos directos que no se encuentran justificados

 

La presentación ante el concejo municipal del informe final de la auditoría externa realizada por la empresa Fortunato y Asociados, que tuvo como objetivo evaluar la ejecución presupuestaria y los estados financieros de la Municipalidad de Vallenar durante el periodo entre enero de 2016 a junio de 2021, confirmó una serie de irregularidades en diversas materias ejecutadas por administraciones anteriores.

 

Es así, como se detectaron situaciones irregulares en la ejecución de proyectos, siendo el más llamativo el complejo deportivo de Villa Edén, con un monto que asciende a la suma de $399.743.673, partiendo por la renuncia de la primera empresa que se adjudica la ejecución, la que no consta justificación de dicha renuncia. Además, de atrasos considerables en donde no se aplicaron las multas que correspondían según las bases administrativas a la nueva empresa, Constructora Sol, en donde no se hizo efectiva la boleta de garantía, ni tampoco se le puso término al contrato. Es más, según señala en el documento, el alcalde (s) desde ese periodo, Jorge Villalobos Rodríguez, instruye realizar el pago por los servicios, eximiendo documentos requeridos para lo mismo, y tal como se mencionó no dio orden de terminar el contrato, ni aplicar las multas que procedían.

 

En lo que se refiere a tratos directores, se analizó 20 de ellos, en donde 2 estaban justificados y 18 sin causales establecidas en la Ley 19.886 y el decreto 250 que complementa la misma. Estos tratos injustificados están cuantificados por un valor total de $357.692.595.-

 

También se corroboró las millonarias deudas con servicios externos como, por ejemplo, con COSEMAR por recolección de basura, que alcanzó los $621.641.688, en donde recordemos la administración actual, con fecha 12 de agosto del 2021, presentó una querella por delito de malversación de caudales públicos, además de pactar un convenio con la empresa para el pago de dicha deuda.

Por otra parte,está la existencia de dos cuotas pagadas no sustentadas en el contrato de los parquímetros y tampoco en algún anexo, cuya suma por cada cuota alcanza los $3.255.000.-

En relación a estas situaciones, el alcalde Armando Flores manifestó que “es una auditoría que nos deja muy claro que aquí hubo irregularidades profundas, un desorden muy grande en todo lo que son procesos, manejo de dineros, esto lamentablemente ha generado entre otras cosas la salida de un funcionario, ha generado juicios de cuentas y una presentación al Ministerio Público, así como también ante la Contraloría, hemos tenido que ir resolviendo parte de estos temas”

Asimismo, la primera autoridad comunal expresó que “quiero decirlo, cuando tenemos un cementerio colapsado y no se tomaron las medidas oportunamente, cuando tenemos un estadio con problemas y no se tomaron las medidas que correspondían, cuando tenemos al interior del municipio que el año pasado no se considerando una serie de facturas por casi 1.700 millones de pesos y eso no se consideró en el presupuesto, todo ese tipo de cosas, más el uso de los fondos COVID que hemos tenido que devolver, y más otros temas que han ido surgiendo, el tema de los bienios por ejemplo, se traducen en un efecto a la comunidad, efectos directos, porque son dineros que no disponemos y tenemos que en definitiva ir mermando nuestra gestión”.

Finalmente, el alcalde Flores expresó que estos temas se siguen evaluando para tomar las medidas correspondientes, pero a pesar de este panorama complejo, la mirada también está en avanzar en la gestión

“Eso es lamentable, en todo caso nosotros como municipalidad, como gobierno comunal, estamos dedicados a la par de hacer estas cosas, a la par de hacer estas presentaciones, a la par de exigir a quienes han sido responsables de esto, den la cara, digan lo que ha pasado y se hagan responsables completamente de este desastre, nosotros igual estamos haciendo nuestra gestión. Estamos organizando los espacios públicos, estamos generando recursos para poder hacer todas las gestiones que tiene que ir desarrollando en lo cotidiano el municipio. Incluso, hemos logrado aumentar el sueldo de algunos funcionarios y funcionarias que ganaban menos del mínimo, eso es parte de nuestra gestión y vamos a seguir trabajando de esa manera porque queremos que Vallenar avance”, concluyó la autoridad comunal.

Impresiones desde el cuerpo de concejales

Conceptos como desorden o irregularidades fueron los expresados por los concejales al conocer los resultados del informe final de la auditoría, en donde por ejemplo el concejal Hugo Páez sostuvo que “en primer lugar  la auditoría fue aprobada por este concejo vigente para conocer la realidad de que nos encontrábamos luego de haber asumido el 28 de junio, creo que más allá de los análisis profundos que hay que hacer, creo que acá fui muy preciso de ver con mayor profundidad algunos temas que el desorden administrativo, la poca audacia de cuidar nuestro patrimonio comunal es la primera impresión que arroja la auditoría”.

En tanto el concejal Luis Valderrama señaló que “obviamente que en cada una de las instituciones hay fortalezas y debilidades, y en este contexto, en las debilidades es donde tomar cartas en el asunto ya sea de forma interna o de forma externa si así lo amerita la situación, y creo que es sano para transparentar todos los procesos administrativos que se hicieron en las administraciones anteriores “.

Una mirada más crítica fue la expresada por los concejales Hugo Iriarte y Deisy Saavedra, que desde su parecer existieron irregularidades que atentan contra el patrimonio municipal.

Es así como Iriarte relató que “mi punto de vista es que hay irregularidades, yo concluyo en eso, hay muchas situaciones en las cuales de verdad se está atentando en contra del patrimonio municipal, hay inventarios que están incompletos, tenemos bienes de los cuales no sabemos dónde están, tenemos situaciones de prestaciones de servicios, de tratos directos poco transparentes. Tenemos que potenciar nuestra unidad de Control. Solicité al presidente del concejo profundizar en áreas que no abordamos como de remuneraciones, de inventarios, bienes inmuebles, hay una serie de aristas que debemos tener más información y poder tomar decisiones y obviamente hay alguien que debe hacerse responsable de todo esto”

En tanto, la concejala Deysi Saavedra aseveró que “pudimos darnos cuenta de las irregularidades que existen, lamentablemente existen irregularidades en el estado financiero municipal y el estado de salud, entonces es muy importante reunirnos y analizar las medidas que se van a tomar en cuestión de los resultados de la auditoría. Pero me parece desilusionante en confiar en administraciones por parte de la comunidad que no hicieron bien su trabajo. Necesitamos tener claridad en este tema porque son bienes municipales y recursos que también son de la comunidad.”

En efecto, el concejo acordó reunirse para hacer revisión de las medidas a seguir luego de este lapidario informe. Adicionalmente, el municipio, a través de su dirección Jurídica, avanzará en la evaluación de acciones administrativas o judiciales en contra de quienes resulten responsables por estos hechos que van en detrimento del patrimonio municipal, por ende, en el desarrollo de la comuna de Vallenar.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *