Seremi de Bienes Nacionales Entregó Tres Concesiones a la Corporación de Investigación y Avance de la Paleontología De Atacama

Se trata de la entrega en concesión de tres inmuebles, los cuales fueron solicitados por la Corporación de Investigación y Avance de la Paleontología e Historia Natural de Atacama, CIAHN, corporación regional de derecho privado, sin fines de lucro, que fue creada con el propósito de propender al desarrollo de la investigación científica y la puesta en valor del patrimonio fósil de la región.

Fue particularmente Pablo Quilodrán Venegas, en representación de la Corporación, quien requirió a título de concesión de uso gratuito de corto plazo, los inmueble fiscales ubicados en Cerro Montevideo, sector La Ballena, comuna de Caldera, y cuya superficie equivale a 2.104.564,58 m2; el inmueble fiscal ubicado en Parque Paleontológico “Los Dedos», situado en Camino Público C-302, sector Rocas Negras, comuna de Caldera, el cual posee una superficie de 370,93 ha; y finalmente, el inmueble fiscal ubicado en Sector Copa de Agua, Avenida Canal Beagle S/N, también en la comuna de Caldera, y cuya superficie corresponde a 2.700,00 m2.

De este modo, en el plazo de cinco años renovable, que dura la concesión, la Corporación beneficiaria destinará los inmuebles concedidos con la finalidad de ocupar reguladamente el espacio por parte de nuevas iniciativas de investigación científica, asegurando la protección efectiva del terreno, y una justificación social a la existencia del bien nacional protegido, en el caso del Cerro La Ballena. Igualmente, el segundo inmueble es otorgado con la finalidad de generar una protección y un desarrollo de las aptitudes y atributos científicos, turísticos y educativos propios del Parque Paleontológico Los Dedos; en tanto que el tercer inmueble es entregado en administración, con el propósito de ejecutar un proyecto de resguardo, preparación, investigación y difusión del patrimonio paleontológico de la región de Atacama.

En la ocasión, Pablo Cantellano Ampuero, Secretario Regional Ministerial de Bienes Nacionales, argumentó que “en esta oportunidad, hemos entregado tres concesiones a la Corporación Paleontológica de Atacama, tendiente, básicamente, a la investigación científica de nuestro patrimonio paleontológico atacameño, que es un tesoro no solo a nivel nacional, sino que a nivel mundial”, destacó, agregando que, “en ese marco, la idea es poner en valor las cualidades de nuestro suelo fiscal, que debe ser investigado para conocer nuestras raíces, nuestras identidades, lo cual va a fortalecer nuestra imagen, nuestro paisajismo, y también nuestra orientación cultural y turística; por lo que participar de estos esfuerzos, por parte de Bienes Nacionales, es un hecho que nosotros consideramos histórico, porque pone la primera piedra en este esfuerzo tan importante que es desarrollar nuestra cultura paleontológica en nuestra región”.

Por su parte Pablo Quilodrán Venegas, Gerente General de la Corporación, aseguró que “nosotros pensamos que nuestra riqueza paleontológica es de calidad mundial, para investigación científica, para disfrute de turistas, pero también para la formación de nuestros niños. En ese sentido, nosotros vamos a trabajar por el geoparque de la UNESCO, vamos a trabajar por hacer laboratorios, por proteger nuestros fósiles”.

“Pero nada de eso es posible –continuó-, si no teníamos la tuición sobre el sitio paleontológico, un lugar donde poder llevar nuestra colección de paleontología, y también proteger el excelente e increíble sitio del Cerro Ballena, a la salida norte de Caldera, bien nacional protegido, donde fueron encontrados más de cuarenta esqueletos de ballenas. Y todo eso es posible gracias a la Seremía de Bienes Nacionales, y al Ministerio de Bienes Nacionales, quienes, después de varias gestiones y conversaciones, lograron confiar en nosotros, logrando además que confiaran en nuestro proyecto de desarrollo. Así que estamos realmente muy contentos, y queremos aportar un nuevo grano de arena en este gran proyecto que significa transformar la paleontología, en una imagen país, en finalmente transformar nuestros fósiles en memoria colectiva de la humanidad”.

Un poco de historia, presente y futuro

Tras ser consultado respecto a los proyectos puntuales que se pretende desarrollar en cada uno de los sitios concesionados por Bienes Nacionales en Caldera, Pablo Quilodrán indicó que se trata de planes de corto, mediano y largo plazo.

“El Parque Paleontológico Los Dedos de Caldera, es un lugar que hoy día le llamamos parque, pero que en su momento se trataba de un yacimiento que se conocía desde el siglo XIX, y donde, lamentablemente, durante el siglo XX la ciencia no llegó a tiempo, y donde sí llegaron faenas mineras ilegales que destruyeron parte de este patrimonio paleontológico. Solo después de veinte años de esfuerzo, logramos que fuera un lugar protegido. Y ahora, que ya tenemos la protección, lo que vamos a hacer es imponer una estrategia que nos permita transformar este parque (y subirlo) a un nivel mayor; poner baños, servicios, tener visitas guiadas, y en un futuro, en el mediano plazo, transformar todo el plan maestro, quizás con nuevos recorridos, y tener además una museografía en el lugar; que se constituya como el Gran Museo de la Paleontología Nacional, el Museo de la Paleontología de Chile, un proyecto que, sin duda, nos va a llenar de orgullo a todos”, enfatizó Quilodrán.

El Gerente de la CIAHN agregó que, en el caso del sitio del bien nacional protegido Cerro Ballena, “es un lugar en el que urgía la protección, porque creemos que es un lugar con un potencial inmenso de investigación científica, de generar excavaciones abiertas, para que la comunidad pueda ver cómo trabajan los paleontólogos, y se puedan recibir estudiantes”, indicó.

“Pero tanto la colección paleontológica de Cerro Ballena; la colección del Parque Los Dedos, e incluso lo que vayamos descubriendo a nivel regional, tiene que quedar resguardado en un lugar, tiene que ser estudiado en un lugar. Y eso va a ser en el Centro Sofía Sayago, que está ubicado en Caldera, fuera del área de inundación por tsunamis, al lado del colegio Blanco Encalada. En este laboratorio vamos a tener la colección paleontológica en un estándar internacional, como deben estar estas colecciones; y además allí van a estar los científicos trabajando. Así que estamos muy agradecidos por la entrega de estas tres concesiones, que se corresponden con las tres áreas en las que estamos trabajando”, concluyó Pablo Quilodrán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *