Gobernador de Atacama da a conocer denuncia interpuesta ante Delegación Presidencial para detener fiestas clandestinas masivas que afectan a más de 2 mil familias de Copiapó

Dirigentes de las juntas de vecinos del sector afectado, señalaron que de no haber soluciones por parte de los organismos competentes, quienes viven en el sector ya han anunciado que tomarán medidas “por sus propias manos”.

Más de 2 mil familias del sector Placilla Morales, en el callejón Pedro León Gallo de Copiapó solicitaron su apoyo al Gobernador de Atacama Miguel Vargas, debido a las fiestas masivas que se están realizando en el sector y que los está llevan al límite.

 

Quienes viven en la Rinconada de San Fernando, Villa Millaray, Los Pintores, el Olivos 1 y 2, la Greda y Comité San Expedito, por mencionar algunos, indican que a raíz de estas reuniones ilícitas que congregan a unas 3 mil personas desde los jueves al domingo, ya no viven tranquilos y que las mismas generan una serie de inconvenientes en torno a la seguridad.

 

El Gobernador de Atacama, Miguel Vargas, manifestó “lo que queremos es informar que en representación de los vecinos de varios sectores residenciales de Copiapó, esto es específicamente en el Callejón Pedro León Gallo, quienes se han visto fuertemente afectados por ruidos molestos a partir de fiestas clandestinas, hemos denunciado el hecho en el transcurso de esta semana en la Delegación Presidencial Regional de Atacama, dado que se trata de un problema de orden público, de seguridad que afecta a las familias”.

 

“Lo que denuncian los vecinosprimero son los ruidos molestos, fiestas que se vienen produciendo desde el año pasado durante los fines de semana, jueves, viernes, sábado y hasta el día domingo, evidentemente eso provoca una serie de inconvenientes y molestias en las familias. Han acudido a distintas reparticiones a denunciar estos hechos, lamentablemente no han tenido respuesta de organismos públicos, tampoco de los servicios policiales, pero hemos tomado la decisión de insistir en los mecanismos que están establecidos en la norma, esto es denunciar a la autoridad competente en la materia, en este caso la Delegación Presidencial para que tome cartas en el asunto (…)  ¿Qué es lo que quieren los vecinos? Que las fiestas se suspendan. De hecho está convocada una fiesta para este fin de semana, se hace difusión a través de las redes sociales, particularmente de Instagram se cobra por los ingresos a estos eventos, asisten además menores de edad, hay creciente ingesta de alcohol, balazos, vehículos que son conducidos a exceso de velocidad y ustedes pueden entender el escenario de molestias que implica para las familias de este sector. Por lo tanto, estamos pidiendo a la autoridad responsable dela seguridad, del orden público para que estos hechos se terminen. Lo que tenemos que hacer es trabajar juntos para garantizar la tranquilidad de la población y en esa tarea estamos”, afirmó la primera autoridad de Atacama.

Jorge Godoy, Presidente de la Junta de Vecinos Villa Millaray, expresó que las familias de la villa están todas reclamando por lo mismo “exceso de velocidad, delincuencia, sobre los asaltos que ha habido en el sector, sobre la drogadicción, sobre el daño que existe también a las casas, hechos de apedreamiento, balas locas, entonces nosotros, todos los dirigentes que estamos acá venimos en representación de los vecinos, que es la queja de toda la comunidad del sector. Nos dirigimos al Gobernador, Miguel Vargas, quien ha tenido una disponibilidad tremenda y esperamos ver los frutos”.

 

El dirigente de Villa Millaray también confirmó que quienes asisten a estas fiestas no cumplen con los resguardos en el contexto de pandemia que vive el país “es mucha la cantidad de gente, y como le digo, ha habido denuncias, ha habido reclamos y nadie ha hecho nada. Yo llamo a la autoridad a que a esto se le ponga atajo, porque no esperemos que haya una cosa más grave para tomar las medidas que corresponda, por eso estamos anticipando a lo que pueda pasar a futuro. Hay miedo, molestia, hay gente que ya está increpando a las personas, que a lo mejor no tienen nada que ver. Hay vecinos que han salido con bates a las calles, a entorpecer el tránsito hacia lo sectores (donde se realiza la fiesta) poniendo en riesgo su vida, un matrimonio, con hijos, entonces eso ya es bastante. De hecho si siguen estas fiestas los vecinos se van a manifestar de la misma forma, ya nos lo dijeron, ellos mismos van a increpar a la gente, se está organizando el tema, y yo creo que no es justo que tengamos nosotros que tomar las leyes por nuestras manos, no corresponde, para eso está la autoridad”.

 

Susana Rubio, Presidenta dela Junta de vecinos de Rinconada de San Fernando donde viven más de 800 familias afectadas, expresó “como bien decía mi colega dirigente, estas fiestas clandestinas en pandemia nos han traído un montón de problemáticas delictuales dentro del sector. Nosotros que vivimos un poco más afuera de lo que están pasando nuestros vecinos de al final del Callejón Pedro León Gallo. Vemos carreras de auto en la madrugada, actos delictuales, gente en estado de ebriedad, específicamente mucho joven, entonces agradecer también al Gobernador que nos haya escuchado, porque hemos golpeado muchas puertas, nos sentimos bastante abandonados por carabineros en realidad, hemos tenido muchas reuniones y no hemos sido escuchados. Lo que se pide es que terminen estas fiestas clandestinas, por la seguridad de nuestros vecinos. Como bien mencionaba mi colega, aquí la gente está decidida a un enfrentamiento y hacemos un llamado a la autoridad a que no esperemos que haya una muerte, porque para allá vamos, para que tomen una solución al respecto”.

 

Junto con denunciar el hecho a la Delegación Presidencial, el Gobernador de Atacama explicó que ya se está trabajando en un plan de seguridad en conjunto “hemos sostenido algunas reuniones con los dirigentes y acordado un plan de trabajo, no se descartan también si es que estas vías administrativas no tienen resultados positivos acciones de orden judicial, pero vamos a tomar todas las medidas, vamos a hacer todas las gestiones con tal de garantizar la tranquilidad de las personas. Esta es una tarea que tenemos que cumplir entre todos, en esos términos nos hemos reunido principalmente con los servicios policiales, esperamos que las medidas que se anunciaron y que fueron comunicadas a los propios dirigentes puedan tener efectos positivos y se logre el objetivo que es que no se lleven a cabo estas fiestas y no se generen los inconvenientes a las familias que viven en Copiapó y probablemente también en otros de Copiapó y de la región de Atacama”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *