En Tongoy acusan abandono de playas a días de inicio de temporada de verano

Gremios del turismo, comercio y pesca exigen al municipio de Coquimbo, liderado por el alcalde Ali Manouchehri, que acelere las medidas considerando que desde septiembre las playas han recibido a centenas de personas. También piden que exista una planificación para la temporada estival.

Caminar por las playas de Tongoy es encontrarse con un panorama que a los vecinos del balneario les molesta. Basura acumulada por los problemas de retiro, inseguridad, falta de salvavidas y una nula planificación de actividades para la temporada estival son algunas de las acciones que desde gremios del turismo, comercio y pesca extrañan por parte del municipio de Coquimbo.

A días del inicio de la temporada estival, desde el balneario extrañan una coordinación con la administración del alcalde Ali Manoucheri, considerando el alto flujo de turistas y la necesidad de contar con un plan de contingencia.

“Esta situación anómala no ocurría antes.En reuniones de octubre ya teníamos un calendario de actividades que en conjunto realizábamos en beneficio del turismo de Tongoy. Hoy ya en diciembre, al terminar, vemos que no se ha hecho nada”, comenta Luis Álvarez, presidente de la AG de pescadores 216-4 y administrador de la caleta del balneario.

Otro de los problemas se relaciona con las playas. Usualmente, en feriados largos y desde mediados de diciembre, se contrataban salvavidas y se realizaba limpieza frecuente de la arena. Hoy, las atalayas están vacías y acumulando basura, la que rodea a los visitantes que ya comienzan a copar el borde costero durante los fines de semana.

Así lo relata el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de Tongoy, Raúl Sanders. “Tongoy es un paraíso. Cuando ofrecemos la comuna de Coquimbo con 56 km de playas esperaríamos que exista una real preocupación. Pero la administración del alcalde Ali Manouchehri tiene las playas abandonadas. En la playa Grande está la basura en las atalayas. Este año es prácticamente nula la intervención”, señala.

La preocupación crece, pues además de la contratación de salvavidas, se requieren implementos para el adecuado trabajo de ellos, lo cual aún no se ha concretado. “Estamos muy preocupados y hago un llamado a que se interesen desde el municipio. Se trata de ubicar al alcalde, pero nunca contesta y pareciera que no se atiende al público. Tenemos una industria muy relevante que necesita ser salvada”, añade Sanders, quien representa a decenas de comercios que se dedican a la atención de público.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *