Funcionarios SAMU se capacitan para mejorar la Atención Prehospitalaria

  • El curso entregó nuevas herramientas para perfeccionar la gestión administrativa y clínica que se realizan tanto las cinco bases como en el Centro Regulador

El constante perfeccionamiento de los funcionarios de la salud para entregar una atención más oportuna y humanizada es uno de los principales desafíos que se ha impuesto el Servicio de Médico de Atención de Urgencia (SAMU), del Servicio de Salud Coquimbo.

Durante 50 horas, funcionarios de la entidad de emergencia participaron del curso “Calidad y Mejora continua en Atención Prehospitalaria”, que entregó nuevas herramientas para perfeccionar la gestión administrativa y clínica que se realizan en sus cinco bases y Centro Regulador.

“La idea es cubrir todos los puntos desde el área de operaciones, la recepción de llamada, el despecho de las ambulancias hasta la intervención directa con los pacientes. Si queremos contribuir a mejorar la salud de la comunidad, se deben fortalecer todas las unidades, porque el proceso de adquisiciones y mantención de los equipos, incide también en la atención del paciente”, señaló el doctor Javier Aguirre, médico jefe del SAMU.

Durante el último módulo, los funcionarios analizaron las principales brechas, fortalezas y presentaron sus propuestas de cambios. Esta actividad fue liderada por Víctor Godoy, encargado de telecomunicaciones de emergencia del SAMU, quien comentó la importancia de escuchar a los funcionarios, “y que sean ellos quienes propongan los cambios de acuerdo a su área de trabajo. Nosotros les entregamos todas las herramientas para que puedan analizar y ver que acciones se pueden realizar para mejorar la atención prehospitalaria”, explicó Godoy.

Pilar Gallegos, reanimadora del centro regulador de alerta temprana, en representación de su grupo, expuso el proyecto de mejora en el tiempo de respuesta de los llamados de los usuarios. La profesional comentó que al día se atienden cerca 500 llamados, número que esperan aumentar si se implementan nuevas estrategias.

“Hemos buscado diferentes acciones para tratar de responder las llamadas telefónicas antes de los 20 segundos.  Para ello, es fundamental mejorar el interrogatorio a través de una pauta de evaluación, para ser más acotados y precisos, y así minimizar los tiempos de entrevista y poder contestar más llamadas en el mínimo lapso posible”, afirmó la reanimadora del centro regulador de alerta temprana.

Otro de los proyectos que se presentaron durante la jornada fue el “Modelo de Gestión de Excelencia”, que busca actualizar los lineamientos para garantizar la estandarización y centralización de los procesos clínicos y administrativos.

Mitzi Gaitán, funcionaria del SAMU de La Serena, comenta que el curso superó todas expectativas que ella tenía de estas jornadas, “ya que sólo pensé que abordarían el área clínica, sin embargo, nos enseñaron hasta como perfeccionar las funciones administrativas, que son un eslabón súper importante en el funcionamiento de la institución”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *